¿Cómo decorar un piso de alquiler para convertirlo en tu hogar?

Como habéis podido ver en nuestras redes sociales en La Sastrería inmobiliaria ha nacido un nuevo servicio con luz propia, La Sastrería de Interiores, del que tengo el orgullo de ser la responsable.




Durante más de 10 años de andadura como inmobiliarios desde La Sastrería Inmobiliaria se ha ayudado a muchos propietarios a reformar o decorar su vivienda para la venta o el alquiler, cosa que ha facilitado mucho al futuro inquilino para visualizar su futuro hogar.


Pero hoy quiero ir un paso más allá, hoy me quiero centrar en la persona que se instalará en esa vivienda, en concreto, en los arrendatarios de una vivienda en alquiler. Según un estudio del Observatorio Metropolitano de Barcelona, las viviendas en renta son un 38% del total y muchas de ellas se alquilan sin amueblar o semi amuebladas, es decir, que somos muchos los que tenemos que decorar una vivienda que se presupone temporal sin grandes inversiones ni intervenciones.

Primero, quiero hacer una apología al concepto “Hogar”.


Si buscas la palabra hogar” en el diccionario encontrará; “hogar” se usa para designar a un lugar donde un individuo o grupo de individuos habita, creando en ellos la sensación de seguridad y calma.

En esta sensación se diferencia del concepto de casa, que sencillamente se refiere a la vivienda física. La palabra hogar proviene del lugar donde se encendía el fuego, a cuyo alrededor se reunía la familia para calentarse y alimentarse.

Se aplica también a todas aquellas instituciones residenciales que buscan crear un ambiente hogareño, por ejemplo: hogares de retiros, hogares de crianza, etc.”


Me encanta que mi versión romántica coincida con una definición objetiva. :)


No importa cuán larga sea la temporada que vayas a pasar en una vivienda en concreto, si es a causa de un traslado temporal por trabajo, si es por tiempo indefinido, o quizá es un piso de soltero o de pareja, incluso si compartes piso entre varios, nuestro hogar debe ser sinónimo de confort y armonía, debe ser nuestro santuario donde sentirnos cómodos y a gusto, en el que desconectaremos y recargaremos pilas, cosa que hará mejorar nuestro día a día.

Lo que NO debes hacer


El primer error que suele cometerse en estos casos es no prestarle la atención necesaria, aunque pueda parecer un factor poco importante, la decoración puede influir mucho en nuestra comodidad y estado de ánimo, merece la pena cuidarla.


No pensar en tus necesidades.


Cada individuo o familia tiene unas necesidades diferentes. Hay quien necesita mucho almacenamiento, otros un lugar de trabajo, quizá seas un amante de la cocina o coleccionista de bolas de nieve y necesites espacio para ello, quien sabe.Vale la pena invertir unos minutos en ti y hacer una lista de prioridades.


No adaptarlo a tu gusto


Puede ser que tengamos un margen limitado de transformación si la vivienda está amueblada, posiblemente no sea fácil “hacerla nuestra” y siendo de alquiler puede que además tengas limitaciones en cuanto a manipular muebles o paredes. Infórmate bien de las cláusulas del contrato para no tener problemas.


Herencia de muebles


Lo más habitual en estos casos es que las piezas que coloques en esta vivienda ya te hayan acompañado en la anterior (o anteriores), que sean de un familiar o amigo que ha renovado los suyos o que sean un chollo encontrado en wallapop o similar, todo ello es estupendo y ahorrarás dinero pero solo os pido una cosa, un poco de criterio y visión de conjunto! A veces es mejor decir NO. :)

Cómo solucionarlo

Ahora viene lo bonito, os traigo unos cuantos consejos fáciles para conseguir transformar cualquier vivienda en tu hogar.


Paso 1.

Hazte con el mobiliario que realmente necesites para tu día a día. Si vas a heredar mobiliario haz una selección de los que son importantes para ti, por razones sentimentales, por comodidad o por motivos económicos. Si la razón es ésta última, acompáñalos de objetos nuevos para compensar, que no supongan una gran inversión y que te representen más.


Por ejemplo, si aprovechas una mesa, para compensar, puedes cambiar las sillas y la lámpara que son mucho más económicas y conseguirás darle un giro.


Otra opción, si tienes tiempo y eres un poco manitas, es la de pintar o colocar un vinilo y darle una nueva vida a esos muebles.


En el caso del sofá o la cama es aún más sencillo, cámbiale los textiles, colócale una funda, compra cojines y complementa el espacio con unas mesitas que te gusten. ¡Listo!



Paso 2.

La importante decoración vertical! Posiblemente ésto es lo más sencillo y personalizado que puedas realizar.

Si la vivienda ya tiene cuadros, puedes cambiarlos por unos que te gusten más y en su lugar colocar los que te apetezca, hay un montón de sistemas en el mercado para poder colgar cuadros con total facilidad sin tener que hacer taladros.

Déjate llevar y decóralo a tu gusto.. con super héroes, una colección de fotos de tus viajes o de tu familia y amigos, cualquier opción es buena siempre que sea la que te represente.



En el Dormitorio puedes atreverte con un cabecero del estilo que más te guste, incluso puedes hacerlo tú mismo.


Paso 3.

Creo que en este paso puedo englobar muuchas cosas, porque todo suma.


Sírvete de la pequeña decoración y complementos para darle el carácter que quieres a tu hogar. Atrevido, romántico, contemporáneo, bohemio...



Bonus.

Cada vez que olemos algo, no solo tenemos una respuesta mental, también emocional.

Adéntrate en el mundo de los aromas, encuentra el que te guste y llena la casa de velas y mikados .

Cambia el olor cada cierto tiempo, se asimilan mejor los olores nuevos! :)


Sandra Aguilera

Interiorista y home stager, La Sastrería inmobiliaria.


17 vistas

Rambla de Catalunya, 121.

Escalera Derecha, 4º2ª, 08008 Barcelona.

 931 60 00 99  -  662 92 87 28

  • White LinkedIn Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon

© 2019 La Sastrería Inmobiliaria. Proudly by @gran_cris