¿Estado de alarma inmobiliario?

Son muchas las personas que nos están llamando estos días para preguntarnos numerosas dudas que surgen entorno a sus viviendas. Propietarios que tienen sus pisos alquilados, inquilinos que no pueden pagar su renta, estudiantes que han vuelto a sus casas familiares, compradores o vendedores con contratos pendientes de firma en notaría… Muchas son las casuísticas que han afectado a las personas estos días debido al estado de alarma y la mayoría han generado una grandes dudas debido a la excepcionalidad del momento, a la vista está.

La situación a desbordado a abogados y gestores, los grandes consultados en estos momentos, nosotros los primeros. Pero la realidad es que esto no había ocurrido nunca y la ley es difícil de interpretar. Nunca se había planteado un un hipotético escenario como el que estamos viviendo.


Por todo ello, en este post de hoy y después de 1 mes resolviendo dudas a ciegas voy a intentar dar respuestas a la mayoría de las dudas que nos han ido planteando durante estos días y de la forma más llana que me sea posible, sin entrar en complejos tecnicismos de la ley.

¿Se puede dejar de pagar el alquiler durante el estado de alarma?


No. En ningún caso se puede dejar de pagar el alquiler. Si bien es cierto que existe la posibilidad de negociar entre ambas partes, nunca se puede dejar de pagar el alquiler. Se deben seguir las normas pactadas en contrato hasta que no haya un acuerdo distinto, sino se producirá un incumplimiento del mismo y podría llegar a los tribunales.



¿Qué hago si no me han pagado la renta este mes?


Lo primero es preguntar al arrendatario para llegar a un acuerdo con ellos. Debemos comunicarles que no pueden dejar de pagar la renta ni en este estado de alarma. Nuestra recomendación es que ambas partes se pongan en el lugar del otro para intentar solventar de forma pacífica esta situación. En el último de los casos si persisten en incumplir el contrato habrá que iniciar un proceso legal para solventarlo.

¿Qué opciones de negociación tengo como inquilino o propietario en esta situación?


Insistimos que lo que manda es el contrato firmado y hay que cumplir los pactado en ello por ambas partes. Aun así, en esta situación, se puede intentar llegar a un acuerdo para una reducción de la renta o un aplazamiento en el pago de parte o totalidad de la renta mensual o incluso una condonación de esa renta por un tiempo determinado.


La mayoría de propietarios e inquilinos están llegando a acuerdos gracias a estos pactos, debemos pensar que hay inquilinos que están pasando situaciones muy delicadas y no quieren incumplir sus obligaciones, pero también debemos ponernos en el lugar de propietarios que dependen de esa renta para pagar su propio alquiler por ejemplo.


La ley también hace diferenciación entre pequeños propietarios (poseen menos de 10 inmuebles) los mencionados anteriormente, y grandes propietarios (poseen más de 10 inmuebles) que quizás no necesiten tanto para subsistir la totalidad de esas rentas.


En el caso de pequeños propietarios, si no hay acuerdo se deberá seguir pagando la renta estipulada por contrato y tratar de buscar financiación pública como el ICO que ofrecen en estos momentos.

En el caso de los grandes propietarios, pueden llegar a 2 posibles acuerdos y son, reducir la renta al 50% o aplazar parte de la renta durante el estado de alarma y como máximo 4 meses. Se podrá solicitar siempre que el arrendatario cumpla con diversos requisitos de vulnerabilidad, resumidos en una reducción importante de ingresos, no superar una determinada renta familiar y no ser propietario de otra vivienda.

¿Se puede vender o alquilar en esta situación?


Sí, se puede alquilar sin problemas y sí se puede vender pero con algunas salvedades.


El alquiler no supone ningún problema si trabajas con una agencia que pueda operar 100% de forma digital. Es evidente que la vivienda se expone en portales inmobiliarios y los interesados podrán encontrar tu vivienda en alquiler allí. Pero es necesario que tu agencia sea capaz luego de poder realizar una visita virtual ya que en estos momentos las visita presencial no es posible. Además de ello después se debe firmar reserva y contratos de arrendamiento con firma digital y entregar llaves con todas las medidas de seguridad establecidas en estos días.




En cuanto a la venta si has quedado atrapado con unas arras que te obligan a comprar/vender durante el estado de alarma es posible alargar ese plazo entre ambas partes por mutuo acuerdo pero también es posible firmar en notaría por carácter de urgencia, solo debes concertar una hora con bastante margen con la notaría. Si tu interés es poner a la venta tu vivienda en estos momentos, al igual que el alquiler es totalmente posible siempre que uses una agencia adaptada digitalmente. Lo ideal sería cerrar todo el proceso hasta el contrato de arras y esperar al final del estado de alarma para firmar en notaría, aunque si la situación fuera de urgencia podría firmarse en notaría.


Ambos casos los estamos trabajando activamente en La Sastrería Inmobiliaria, nos encantan estos retos y más cuando, desde hace años, teníamos implantados todos los medios digitales para facilitar la vida de nuestros clientes y en este momento nos está siendo de mucha utilidad.



¿Cómo afectará todo esto en el precio de alquileres y ventas de las viviendas?


Ya hay muchos gurús que han ofrecido sus opiniones al respecto sobre este tema y no me gustaría añadir una opinión más sobre ello. Después del bombardeo de opiniones que estamos recibiendo parece que la mayoría se decanta por una bajada del precio de venta generalizado de un 25% y un descenso de operaciones de compraventa del 40%.


Es lógico pensar que tras esta situación tan extraordinaria, con aumento del paro, reducción de ingresos, inseguridad laboral, inversores bloqueados y demás las demanda de compra se vea reducida. Pero estoy convencido que lo que rápido baja, rápido sube y me sumo a la opinión de muchos que creen que en el 2021 estaremos en valores iguales o superiores a los actuales.

El mercado de alquiler puede sufrir un pequeño descenso pero no tan perceptible como la venta y que rápidamente será recuperado cuando las seguridad sanitaria se establezca.


En nuestra trayectoria profesional ya vivimos la ultima crisis inmobiliaria, ya fuimos positivos en aquel momento y el tiempo nos lo demostró y ahora lo somos aún más si cabe.

Si tienes alguna duda más sobre estos temas o los que creas convenientes estaremos encantados de atenderte. La Sastrería Inmobiliaria tiene las puertas abiertas más que nunca.

50 vistas

Rambla de Catalunya, 121.

Escalera Derecha, 4º2ª, 08008 Barcelona.

 931 60 00 99  -  662 92 87 28

  • White LinkedIn Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon

© 2019 La Sastrería Inmobiliaria. Proudly by @gran_cris